Hallados y expuestos los restos de esqueletos del último tigre de Tasmania

Los recientes estudios de genética que quieren traer de vuelta esta especie animal han propiciado el encuentro del esqueleto del último ejemplar capturado entre los años 1936 y 1937.

Se suele decir que nada en esta vida sucede por casualidad y sin duda un hallazgo del tipo de encontrar en un armario de un museo sin catalogar los restos del último tigre de Tasmania, aunque a priori lo parezca, no tiene nada de fortuito sino más bien a la espera de ser encontrados.

Así ha sucedido en el Museo y Galería de Arte de Tasmania en Australia donde esta especie animal que se extinguió de todo el mundo excepto de Tasmania hace ahora aproximadamente unos 2.000 años, ha sido el foco de polémicos comentarios acerca de la mala fama que generaba este tipo de animal al ser una especie potencialmente peligrosa en cuanto a la preservación de ganado.

Tanto se ha recuperado y se ha investigado en la historia de los tigres de Tasmania, que gracias a que los encargados del museo se pusieron a recordar que la última especie capturada se remitía a 1936, llegaron a la conclusión de que su cuerpo debía encontrarse en alguna parte del local y ante las dudas de donde podría encontrarse tal ejemplar, se procedió a hacer una revisión del de manera que pudieran darle una nueva organización a las piezas allí depositadas. Y por fin sus sospechas se confirmaban al observar que aparecían los restos de esta especie sin catalogar ya que al parecer durante el momento de su captura, esta práctica estaba tildada de ilegal, pero a su vez eran muchos los cazadores que llevaban a cabo esta práctica y de ahí el misterioso desenlace.

No es que sea un orgullo de hallazgo en cuanto a las formas puesto que de no haberse llevado a cabo esta revisión de la historia, no se habría tenido acceso a tal encuentro, pero menos es nada, y así una de las mayores ilusiones por parte de los organizadores del museo era poder exponer estas piezas de tan grande valor conocido como el último individuo de su especie. En cuanto al estado del esqueleto del animal, hay que decir que como se encontró fue desmontado como parte de una colección educativa que en su día se presupone se utilizó para alguna especie de clase para explicar la anatomía del tilacino a determinados estudiantes según un documento que aportaban los restos del animal.

Algunas fuentes citan la información de que debido a que algunos profesionales estaban pensando de un tiempo a esta parte en recuperar el ADN antiguo del animal, así como la edición genética y la reproducción artificial, es por lo que se ha procedido a remover todo tipo de archivos referentes a esta especie animal que jamás se llegó a encontrar en la época en la que el ejemplar fue capturado en la década de los 30.

Compartelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

 / 

Registrarse

Enviar mensaje

Mis favoritos